Acércate a descubrir, disfrutar y experimentar el universo de los mandalas.

domingo, 8 de febrero de 2009

El Mandala actual que me traigo ahora entre manos


Es un mandala personal y está dedicado a B. L.
¡Buenos días B!
Ante todo deseo darte las gracias por la facilidad con que, al querer iniciar tu mandala, he podido acceder a tu alma y participar del preciado regalo de tu sencillez y amor por la simplicidad.
Verás, una tendencia marcada de mi personalidad solía empujarme a rizar el rizo, buscarle cinco pies al gato e ir por los senderos más estrechitos, largos y enrevesados para acabar llegando al mismo sitio…
Trabajar en tu mandala me está ayudando a equilibrar complejidad y sencillez.
El punto de arranque fue jugar con tu fecha de nacimiento. Es lo que suelo hacer con personas cuyo mandala no visualizo de entrada o que acabo de conocer. Me sirve para comenzar a trazar con el compás la primera circunferencia y dividirla en un número concreto de partes iguales.

Era miércoles, el 10 de diciembre de 2008, y apenas iniciado ya surgían ambigüedades y complejidades que me parecían impropias de ti.
Cierto que sólo nos hemos visto una vez y ni siquiera te conozco todavía, pero así es mi trabajo con los mandalas, a veces me muestran los retazos del alma, aunque yo apenas conozca a la persona que lo inspira…
Pasito a pasito, pincel en ristre, fluyen ideas, ajenas a mi propia mente, que parecen provenir directamente del mandala en el que estoy inmersa.
Cada mandala me habla del Ser que alienta la persona protagonista y en ocasiones surgen revelaciones.
Amo la transparencia. Prefiero expresar, tal cual, mi sentir y lo que me llega.
Como por ejemplo, que la simplicidad es el parapeto tras el que te defiendes para ocultar tu vulnerabilidad.
En realidad hay mucha más complejidad en ti de lo que pareces dispuesta a reconocer, aunque es cierto que siempre prefieres ir a lo simple, lo elemental.

¡Enhorabuena! Sabes manejar sencillez y simplicidad externas sin perder el grado de complejidad de tu riqueza interior.

Tras nuestro único y breve encuentro y a falta de más datos por ahora, desconozco este rasgo de ti, pero siguiendo el mandala he de hacerte una llamada de atención sobre la tendencia a ponerte a hacer lo siguiente sin haber terminado lo anterior que te traías entre manos arriesgándote a dejar muchas cosas a medias.
También siento que tu manifiesto rechazo a las complejidades era puro temor a perderte en ellas. No obstante, no dudas en arriesgarte cuando algo reclama tu interés y curiosidad. Pero haces lo posible por simplificarlo para evitar que te complique.
Te gusta lo simple porque te fastidian las complicaciones y todo aquello que aparece ligado a ellas.

Más arriba decía y remarcaba “era” porque noto que ya no es, y que quizá el propio mandala te esté ayudando a disolver los viejos miedos mientras te llenas de Amor.

Surgen cambios, muchos, del aspecto y color de las cosas. Vienen sucediéndose desde el comienzo de tu mandala. Ha habido un lapso de parada y proceso purificador desde finales de año y durante todo el mes de enero. Al retomarlo ahora en febrero cobra una fuerza inusitada, mostrando transformaciones que ya están en marcha.
Creo percibir modificaciones que añaden a tu entorno más intensidad, más alegría, más fuerza, más vida.
¡Eso sí que me encanta!

Por fin voy completando mi parte del trabajo, gracias a que tú también vas haciendo y aportando lo que te corresponde.

Aire, Fuego y Tierra entre Mar y Cielo. Me has inspirado un mandala de lo más completo. LO veo como un globo aerostático que vuela sobre un mar azul intenso bajo el manto celeste y portando consigo un pedazo de tierra.

Ahora encomiendo a tu mandala que desencadene las fuerzas para abreviar tu proceso. Que transforme en gozo y esperanza todos los pasados sufrimientos.
Cuando soltamos el miedo al dolor, a veces inevitable, pero siempre útil y pasajero, aprendemos a dejar que nos atraviese sin bloqueos ni enganches, revelando la valentía y el coraje que llevamos dentro…

RECUERDA: En la esencia misma de nuestro Ser poseemos el germen de todo lo mejor y basta llevar ahí nuestra atención para que empiece a brotar y florecer.

Se despide de ti, con Amor, Maiteresa Mandalita.

7 comentarios:

  1. Hola Maria Teresa: Me encantan tus Mandalas. El color, las formas,la luz. Todo me atrae. Te felicito.
    Un beso de Ana

    ResponderEliminar
  2. Hola Maiteresa!! Soy Marta (la de las hadas) Me encantan tus mandalas!!

    He recibido tu correo, pero algo pasa con tu dirección que me devuelve lo que te envío. Por favor, si puedes, envíame de nuevo tu correo electrónico para poder ponerme en contacto contigo.

    Un abrazo y enhorabuena por tu trabajo!!

    ResponderEliminar
  3. Preciosos mandalas.... Un gusto encontrar mas gente que trabaje con ellos...Son mágicos... sería bueno que la gente los conociese, en España son casi desconocidos... Por nuestra parte os invitamos a nuestro Taller Intensivo de Mandalas ... en el Centro Alternativo Dragonfly.

    Tenemos un taller de Mandalas todos los meses, el próximo es el 28 de Febrero. Para mas información visitar http://www.dragon-fly.es

    ResponderEliminar
  4. Hola Maiteresa, muy bonitos mandalas... me gustaría ver (bueno supongo que a todos/as) el proceso de cómo lo elaboras, así nos sería más fácil animarnos a pintar uno.

    Gracias por visitar y colgar mi blog en tu página.

    Un abrazo. Anabel

    ResponderEliminar
  5. Respondiendo a Anabel, la presentación que se puede "pinchar en la columna de la derecha recoge las fotos obtenidas durante la creación del Mandala para B.L.
    Gracias a todas/os por vuestros comentarios

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Gracias también a la gente del Centro Alternativo Dragonfly.
    Añado vuestro enlace en mi lista de blogs (en la columna lateral)
    Como yo también ofrezco talleres os propongo organizar uno conjunto y compartir experiencias.
    Dejemos fluir esa posibilidad...
    Un abrazo mandálico

    ResponderEliminar